Horas químicas

Historias de la ciudad fantasma (I)

with 7 comments

En las últimas dos semanas he entregado mi identidad de internet a una mujer barcelonesa, que se la llevó en una blackberrry a cambio de una noche; he bebido en una herrikotaberna rodeada de bosques (y lo que quiera que oculten) con una bilbaína de visos limitados y sexo mediocre; he padecido alergias y daños sin freno hasta cambiar la piel y el exoesqueleto como las serpientes y las arañas; fui arrinconado con dos piernas fabulosas en un oscuro sofá madrileño hasta sentirme presa y tonto y pasado, todo por cuatro besos; he bailado ilegalmente en un túnel entre luces de colores, también policiales, y de la misma legalidad que el baile fue lo provocado por mi desconocida compañera de baile; y he vuelto durante un mes a mi ciudad natal a ganarme las lentejas, olvidarme de que me han jugado (sin que yo, por una vez, quisiera, no esa noche al menos), y abrirme el cráneo para limpiarlo de cabellos negros antes de caer en la antigualla emocional recurrente.

Y ahora el tiempo se descomprime. Un mes en Salamanca, en agosto, se lo aviso por si se les ocurre, no suele dar ni para un punto y coma del párrafo anterior. No es mi vida, ni puede serla ya: en todo caso esta ciudad es la mayor de mis ex, a la que más quise, y la que más me desgarró la genitalia con anticonceptivos de herrumbre y espino. Hasta el exilio.

Por el lado bueno, no hay boca ni nombre, de ahora o antes, que le aguante la comparación a estas piedras, que pueda haberme dado más o quererme menos. Es como vivir en un esqueleto monumental en el que nada vivo puede tocarme -claro que eso no incluye a lo futurible, tan desconocido que no sé si es vivo o muerto, y ya me está liando la melena negra el teclado otra vez, joder-.

Por el lado malo, vivía a golpe de blues hipertrofiado a toda hostia, y el cambio de velocidad repentino, ya lo dicen los anuncios, es garantía de accidente. Voy a tener que fumar muchos cigarrillos y escribir demasiado para que estos días lentos y cableados pasen rápidos.

PD: Me pide una amiga cercana un riff-raff de posts de odio y escupituits ante lo ya sabido: la mierda inherente a toda relación de pareja. Pero, para qué si, por un lado, ella lo hace -el odio y el escupitajo- con rabia de lolita

(inciso, ¿será el lolitismo en las mujeres lo que el peterpanismo en los hombres? Qué referentes tan dispares para el “I don’t wanna grow up”)

y con el cadáver tan reciente que aún se lo puede follar porque no huele a cochambre. Por otro lado, todo esto del amorío pertenece a las verdades -o engaños- de cada cual. Ni siquiera tengo nada reciente que me empuje a ese tono: tengo a zorratumor a un océano de distancia -literal, con agua y husos horarios de por medio; vive a casi medio día mío, y eso es todo lo que sé y quiero saber de ella-, y ninguno de mis variados y extraños polvos me lleva a la rabia. Todo lo más a la desgana.

Anuncios

Written by Javi Sánchez

agosto 4, 2009 a 1:23 pm

Publicado en Ñoñokun, Trámite

Tagged with , , , ,

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. The game is on!!

    deadenddoll

    agosto 4, 2009 at 1:58 pm

  2. Le receto celibato como curiosidad cientifica.

    Dr Zito

    agosto 4, 2009 at 3:24 pm

    • Buena receta, Doctor. Un mes de agosto salmantino vía tópica sirve para ello. Como curiosidad científica de dimensión antropológica. Y así se lo contaré.

      Kun

      agosto 4, 2009 at 7:38 pm

  3. ¡Pero, cómo! ¿Tiene una amiga íntima a la que nunca se ha tirado? Vaya decepción de crápula que es usted, jajaja…

    Quién sabe, quizá todavía tenga posibilidades con ella. Mientras tanto, no se inquiete, una ciudad paseada por femeniles divinidades nórdicas buscando piso de alquiler por las mañanas y poniéndose ridículos sombreritos de paja cortesía de Ron Bacardí por las noches (amén de un alcalde con bigotazo de los de antes: pero esto es sólo para los muy perversos), algo bueno tendrá que tener, siquiera en Agosto. Buenas noches.

    davy jones

    agosto 4, 2009 at 10:41 pm

  4. Bueno, pasó un día entero sin comentario ingenioso…

    luego SÍ que se la ha tirado, jajajaja…

    Mi enhorabuena. No esperaba menos de ud.

    davy jones

    agosto 6, 2009 at 8:46 am

    • Uh, a lo mejor le destrozo el hermoso personaje que se ha construido conmigo, pero la culpa es más de mi deficiente acceso a Internet que de darle o no la razón 😀

      Pero, por curiosidad: ¿dónde hablo yo en el texto de una hipotética amiga íntima con la que puedo o no haber zumbado? No le contesto, entre otras cosas, porque no me ha quedado nada claro. 😉

      Kun

      agosto 6, 2009 at 3:47 pm

  5. Para destrozar hermosos personajes construidos por mí mismo… me basto yo solito, jeje…

    Yo tan sólo abundaba sobre uno de los tópicos argumentales de su blog, esto es, su casanovismo…parece ser ud. uno de esos tipos que no pueden tener amigas, sino tan sólo amantes, o ex-amantes.

    En realidad, lo que sucede es que padezco un Agosto de considerable aburrimiento (y lo que me espera), y pierdo el tiempo escribiendo comments en blogs diversos, que es lo que hacemos los tarados de interné, como es sabido…hasta que se echan novia o se agencian una mascota, jeje. Así que haga caso omiso de mi olvidable persona.

    Y ahora, tras esta cobarde e inopinada explicación, me vuelvo de nuevo al fondo el mar. Au Revoir, monsieur Kun.

    davy jones

    agosto 6, 2009 at 6:10 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: