Horas químicas

Terminaré con un cadáver en mi cama: viernes, 30 de junio de 2006

with 2 comments

Salgo de una casa tras una espiral de mentiras de primer orden. La primera, a un ser querido, diciéndole que estaré donde no estoy ni he estado. La segunda, a mí mismo, pensando que soy un titán de la amoralidad y que qué coño importa todo. La tercera, a la jodida cocainómana, inversa comebolsas, que comparte conmigo sus estúpidos sueños sobre instalaciones, performances y blablablás, y comparte conmigo su pollo y A LA QUE LE SABE EL COÑO A VÓMITO. Así que finjo un gatillazo -no, no me voy a follar eso-, dejo que me la chupe hasta que termino y trague y corro a lavarme la boca antes que ella, pensando qué cojones hago ahí, por qué me estoy metiendo un gramo de cocaína con una yonki con ínfulas de bellartista A LA QUE LE SABE EL COÑO A VÓMITO -y no, me he follado unas cuantas farloperas y comedoras de pastillas, no es un cambio metabólico: es su puto coño de mierda-. Es entonces cuando me doy cuenta de que hay algo más patético que ella en toda esa escena, en esa casa repugnante, y soy yo. Así que me doblo, y empiezo a vomitar sin tregua, a vomitar espantado de mi misma existencia, y lo peor es que mientras vomito no puedo parar de pensar que mi vómito sabe a coño. A partir de ahora, no podré evitar pensar que el vómito sabe a coño. Qué asco, joder, qué asco, qué hijadeputa. Mírenme: soy un hombre que hasta ayer estaba orgulloso de pasearse por la vida gritando “me encanta comer coño”.

Anuncios

Written by Javi Sánchez

septiembre 17, 2009 a 11:52 am

Publicado en reblog

Tagged with , , , ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Esta entrada es lo mas asqueroso que he leído en mucho tiempo.
    Asqueroso en todos los sentidos, quiero decir, no me refiero solamente a que sea escatológico.
    Cuando sienta que mi vida sexual es decadente puedo releerte con la esperanza (vana) de sentir que mi vida sexual es un poco menos sórdida 😀

    Está muy bien, por otra parte.
    Mas entradas de este tipo es lo que necesita la blogosfera.
    Qué puto genio.

    Beatriz

    septiembre 25, 2009 at 10:37 pm

  2. Oyer, ¿tú no me dijiste una vez que no tomabas drongas?

    A mí me ha puesto cachondo, yo sí me la hubiera trinchado.

    puñaker

    mayo 27, 2010 at 5:16 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: